Ciclo Circadiano

FACTORES QUE AFECTAN LA CALIDAD DE SUEÑO

 

Independiente del sector económico donde se desenvuelva una  organización o empresa, sus trabajadores están expuestos a estados de fatiga que los predisponen para sufrir accidentes o  patologías con un consecuente aumento en la tasa de morbi/mortalidad, efecto que se vio potenciado por las consecuencias de la pandemia. 

  Desde hace muchos años, se sabe que “La Fatiga supera al Alcohol y Las Drogas como la mayor causa identificable y evitable de accidentes”

Con esta breve introducción queremos contarte que estamos muy contentos de haber iniciado en el mes de febrero, un ciclo de entrenamientos para Newmont Goldcorp, una de las empresas más importantes a nivel mundial en minería. En esta oportunidad nos tocó acompañar en el diseño de estrategias de control de Fatiga y formación de sus líderes de seguridad y supervisores.

Ahora te compartimos un artículo muy útil que la enfermera profesional Viviana Rivera de la empresa Nexo Servicios de Chile escribió para nosotros:

FACTORES QUE AFECTAN LA CALIDAD DE SUEÑO

Viviana Rivera Medina
Enfermera coordinadora Nexoservicios SPA
Enfermera Universitaria, Universidad el Bosque, Colombia.
Esp. Auditoría y garantía de calidad en salud, Universidad EAN, Colombia.
Dip. Gestión clínica y aseguramiento de la calidad en salud; Universidad de Los Andes, Santiago.
Dip. Medicina del sueño; Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago

 Dormir es un placer, pero además es una de las necesidades corporales básicas; según Virginia Henderson, enfermera creadora de la valoración de enfermería según necesidades, una de las 14 necesidades básicas del ser humano es el sueño y el descanso, fundamenta que el concepto de necesidad no tiene significado de carencia o problema, sino de requisito. Las necesidades constituyen un elemento integrador, es decir, cada necesidad está implicada en las diferentes dimensiones de la persona: biológica, psicológica, social, cultural y espiritual. Aunque algunas podrían considerarse esenciales para la supervivencia, todas son requisitos fundamentales, indispensables para mantener la integridad, por lo tanto, la necesidad de sueño y descanso no deja de tener preponderancia en la cotidianidad del ser humano.

Mientras dormimos se cumplen funciones de regulación y recuperación que son importantes para todos los procesos biológicos de las personas, al dormir, los seres humanos se reponen del desgaste físico y mental que se genera durante el día, además durante el sueño se producen una serie de procesos que son vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, podemos mencionar algunos como:

  •   Síntesis y regulación hormonal
  •   Regeneración celular
  •   Procesos cognitivos de alto impacto

El ser humano debería dormir un tercio de su vida y las necesidades de sueño van variando dependiendo de muchos factores, a continuación, mostraremos algunos de ellos y cómo afectan la calidad de nuestro sueño:

  1. Edad: Al nacer podemos dormir 18 hr al día y a medida que avanzan los años, vamos disminuyendo nuestra necesidad de sueño hasta llegar a la tercera edad donde la necesidad de dormir se reduce a 6-7 hr y la profundidad del sueño se ve afectada. Un ciclo de sueño normal dura aproximadamente 120 minutos, en este tiempo el cuerpo experimenta 4 fases de sueño, desde la más superficial, a la más profunda, donde se produce la actividad neuronal más intensa y por lo tanto el desarrollo cognitivo. El ideal es tener a lo menos 4 ciclos de sueño durante una noche, esto implica dormir entre 7-8 hr al día.
  2. Ciclo circadiano: son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo, un ciclo circadiano normal es de 24 hr  y se producen diferentes procesos biológicos que son importantes para nuestro diario vivir, en la siguiente imagen se resume algunos aspectos biológicos básicos que se regulan con el ciclo circadiano.
  3. Condiciones laborales: dentro de las condiciones laborales el Stress laboral y la jornada laboral afectan la calidad del sueño. El stress laboral, aumenta la posibilidad de insomnio de inducción, los estados de preocupación y problemas psicológicos influyen directamente sobre la latencia de sueño (tiempo que tardamos entre quedarnos dormidos, desde que nos acostamos y disponemos a dormir). También se ve afectado este factor por los periodos de cesantía y la jubilación.
    En cuanto a la jornada laboral vemos hay varias condiciones que afectan la calidad del sueño, una de ellas es el Insomnio, éste juega un papel importante y puede presentarse como la incapacidad para conciliar el sueño o poder mantenerlo durante la noche.  Otra condición es la Somnolencia Excesiva, ésta se produce momentáneamente en todas las personas que por motivos laborales tienen que trabajar de noche, o cambiar constantemente sus horarios de trabajo. Este cambio de horarios provoca grandes trastornos del sueño. Volver a la normalidad después de muchos turnos consecutivos de trabajo nocturno toma a lo menos 3 días y también es importante considerar la Priorización de otras actividades por parte del sujeto antes de descansar-dormir. 
  1. Salud física y mental: Los trastornos del sueño afectan a un tercio de la población y pueden tener efectos negativos en la salud. Estudios recientes determinan que los trastornos del sueño son altamente prevalentes en las enfermedades neurodegenerativas y en su mayoría causados por trastornos del sueño que influyen sobre las fases profundas del sueño y el sueño REM (Rapid Eye  Movements – rápidos movimientos oculares, traducción del ingles). Por lo tanto, el dormir bien tiene una estrecha relación con la salud y la calidad de vida, por lo que, “cuando el sueño falla, la salud y la calidad de vida disminuyen”. Una cantidad insuficiente de sueño se relaciona con el desarrollo de patologías como la obesidad, la hipertensión, el deterioro cognitivo asociado a la edad y una menor respuesta del sistema inmune, entre otras.
  1. Factores Ambientales: Cuando se habla de los factores ambientales pueden influir en el dormir, se hace referencia a los aspectos relacionados principalmente con la luz, el ruido y la temperatura.

 La Luz: La luz artificial nocturna, hace que el cerebro entienda que aún está de día dejando de emitir la melatonina encargada de regular el sueño, pero lo que no está claro del todo es cómo se dan estos efectos. Investigadores del Instituto de Tecnología de California, aseguran haber descubierto una proteína del cerebro que responde a la luz y a la oscuridad estableciendo el equilibrio entre el sueño y la vigilia. Lo que sí se ha determinado en múltiples estudios es que la calidad del sueño empeora cuando la persona pasa demasiado tiempo frente a una pantalla luminosa antes de irse a dormir. 
La luz azul de las pantallas tiene un espectro similar a la de los rayos ultravioleta. Activa la glándula pineal y la secreción de melatonina, alterando el ciclo sueño-vigilia en quienes tienen el hábito de usar dispositivos electrónicos antes de dormir. La glándula pineal, que está en el cerebro, regula el ciclo sueño-vigilia. Se activa con la luz del día (compuesta en un 10% por rayos ultravioleta).

El ruido: El ruido hace que haya activación de nuestros sentidos, por lo tanto, ruidos de más de 30 decibeles en la hora de dormir, hacen que se reduzca la producción de melatonina, y aumentando la secreción de cortisol, hormona relacionada con el estrés.

La temperatura: al dormir la temperatura corporal desciende, por lo que es fundamental controlar la temperatura ambiental para garantizar un descanso de calidad. Los extremos en temperatura, ya sea calor o frío, alteran el descanso, ocasionando despertares nocturnos y sensación de cansancio y somnolencia diurna.

Ropa de dormir y ropa de cama: van relacionados con mantener la temperatura corporal entre 18 y 21 °C, 

  1. Estilos de vida saludables: Los hábitos de vida saludables y la supresión de factores que interfieran en nuestro sueño, mejoran notoriamente la calidad del sueño que tenemos, podríamos enumerar algunas cosas que podemos evitar:
    • Cafeína. No ingerir bebidas estimulantes durante la tarde-noche.
    • Alcohol. Ingerir bebidas alcohólicas suele provocar depresión del sistema nervioso central y agrava los cuadros de apnea del sueño.
    • Alimentación. Evitar comer alimentos altos en hidratos de carbono, picante y grasas en la noche.
    • Deporte. El ejercicio durante el día nos ayuda a tener un mejor descanso, evitando hacer ejercicio a lo menos 3 hr antes de ir a dormir.
    • Nicotina. Tiene un efecto estimulante, por lo que no se aconseja fumar justo antes de irse a la cama.

En resumen:

Son múltiples los factores y hábitos que afectan el sueño, por lo que es importante identificarlos y de esta manera poder intervenir en ellos.

Algunos de los factores están presentes en el medio, otros tienen que ver con nuestro ciclo vital y sus características y otros dependen de nuestras conductas.

Mediante la higiene del sueño, se pueden controlar los factores o hábitos que impiden una buena calidad del sueño.

Bibliografía

  •   Miranda M, Kuljiš R; Trastornos del sueño en las enfermedades neurodegenerativas; en REV. MED. CLIN. CONDES – 2013; 24(3) 452-462]
  •   R. Fritsch Montero; P. Lahsen Martínez; R. Romeo Gómez; R. Araya Baltra; G. Rojas Castillo; Trastornos del sueño en la población adulta de Santiago de Chile y su asociación con trastornos psiquiátricos comunes.
  •   GONZÁLEZ HERNÁNDEZ, BM et al. Importancia de la Higiene del Sueño en la Vida Cotidiana. Educación y Salud Boletín Científico de Ciencias de la Salud del ICSa, [S.l.], v. 5, n. 10, jul. 2017. ISSN 2007-4573.
  •   Merino-Andreu M, Álvarez-Ruiz de Larrinaga A, Madrid-Pérez JA, Martínez-Martínez MA, Puertas-Cuesta FJ, Asencio-Guerra AJ, et al. Sueño saludable: evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. Rev Neurol 2016; 63 (Supl 2): S1-27.
  •   Araya, Alejandra & Masalam, Patricia & Paz del Rio, Maria & Yañez, Angela. (2016). Cambios en el sueño de la persona mayor: En búsqueda de un modelo para mejorarlo.
  •   García M, El proceso de enfermería y el modelo de Virginia Henderson, propuesta para orientar la enseñanza y práctica de enfermería. ED Progreso SA. Año 2012, México D.F.

Leave a Comment